¡Pausar no es un tiempo de espera! Hacer una verdadera pausa es mucho más. Requiere más de ti y te llevará al “más” en ti que quizás has estado buscando. Pausa no es un pensamiento, un sentimiento, una buena intención o una creencia. Pausar es una práctica que lo libera de todo esto y potencialmente lo ayuda a uno a acceder a la inspiración interna que se puede aplicar prácticamente a las cosas de la vida cotidiana. ¿Por qué? Sin su parte, queda algo por hacer que debe hacerse; alguien queda sin ser amado y necesita ser amado. Esta práctica te ayudará a pausar, salir de tu propio camino, recibir inspiración ~ otra forma de ver, lo que es realmente útil ~ y seguir la ayuda que te han dado.
La gente merece una pausa, incluyéndote a ti.

Para ordenar sus tarjetas, simplemente haga clic en la imagen de la tarjeta para ser redirigido a nuestra tienda. ¡Feliz pausa!